Faltan palabras

faltanpalabrasUna vez más, por cortesía de Editorial Miscelánea, me acerco a una nueva novedad editorial. Esta vez nos vamos China, para descubrir la obra Faltan palabras, de la escritora Zhang Jie, una de las firmes candidatas al premio nobel de literatura.

El libro con el que trabajo es la primera edición, publicada este año, por editorial Miscelánea, en encuadernación de tapa blanda. Son 329 páginas.

El argumento de la obra gira en torno a la biografia de Wu Wei, una escritora que comienza a escribir su biografía, pero que no puede pasar de la primera frase. Inmeditamente su mente comienza a recordar tiempos pasados, a avanzar y retroceder en el tiempo, mostrándonos diversos aspectos de China, mientras vamos descubriendo su vida, que parece girar en torno a una difícil relación con su marido, funcionario del Partido, y la mujer de éste, que intenta constantemente enfrentarlos, en una pugna absolutamente femenina por el corazón del hombre deseado.

El argumento es sobre todo una excusa para profundizar en esa historia «doméstica» de China, alejada de la política y la que se ve en los libros de historia, para centrarse en la de ese enorme porcentaje de población que ha pervivido durante milenios en la miseria, pero que ha sido la que ha conformando al gigante como lo que ha llegado a ser: Una superpotencia, con una tradición cultural fortísima. Es un libro muy interesante porque se escribe desde el punto de vista femenino,  y nos muestra gran cantidad de detalles sobre la vida de la mujer en China: Su forma de vivir, actuar, pensar, lo que puede hacer, lo que no…Esto nos permite jugar con la imaginación y buscar diferencias y similitudes con la mujer en Occidente, de manera que podamos comprender un poco mejor la idiosincrasia china.Además, refleja episodios de la historia más reciente de ese país, que no son muy conocidos, tales como las guerras internas entre los chinos antes del ataque japonés en 1937, su precaria alianza, y los posteriores combates, tras la retirada del Japón, que concluyeron forzando al bando llamado «Nacionalista» a exiliarse a Taiwan.

El estilo de lectura es exquisito. Sencillo, sin grandes alardes, a base de frases sencillas, pero hilvanadas de tal manera que cuando empiezas a leer y te engancha el argumento, vas saltando de un párrafo a otro (Jie los empleaa mucho para separar ideas completamente distintas), lo que agiliza mucho la lectura, y te permite una mejor comprensión del libro. La traducción es excelente, y se lee con agrado.

Espero poder leer más obras de esta autora, poco conocida en España, porque narra historias muy entretenidas, vitales, y con un estilo sencillo y agradable.

Que aproveche.

1 comentario en “Faltan palabras

  1. oriafontan

    Parece por lo que cuentas, una especie de versión moderna del clásico «Viento del este, viento del oeste» de P.S. Buck.

    Es interesante eso de abrir fronteras culturales y alejarnos un poco de la cultura anglosajona que nos meten por vena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.