Falcó

Primera novela de la nueva serie de historias de Arturo Pérez Reverte, centrada en un protagonista mediante el que, posiblemente, al igual que hizo con el capitán Alatriste, el autor nos ofrecerá su muy personal punto de vista sobre la época en que se desarrollan los acontecimientos.

Hay que decir, en primer lugar, que es una apuesta arriesgada, desde el punto de vista político. La Guerra Civil Española es un tema que aún sigue sangrante a día de hoy y que provoca discusiones y malestares a todos los niveles.  Pero, como todos sabemos, APR es un autor que se caracteriza precisamente por no rechazar la confrontación, y posiblemente, ese sea uno de los motivos que le han llevado a escribir una nueva serie de novelas centradas en este periodo histórico.

El libro es una excusa para presentarnos al nuevo personaje, protagonista de esta y -seguro- subsiguientes novelas: Falcó, es un joven cínico, canalla, mujeriego, con mala leche, indiferencia y egoísmo político. Todo ello es utilizado, a lo largo de la novela para poner de relieve las miserias de ambos bandos durante el conflicto, lo que, sin duda, era la intención del autor al crear este personaje. Son 296 páginas de acción, espionaje, cruda, sexo, amor, y una hábil mezcla entre hechos reales y otros inventados, sin que los segundos lleguen a alterar a los primeros, en un estilo muy característico del autor que, al igual que su amado Alejandro Dumas, toma como base elementos históricos, relegándolos a un segundo plano, como simple borrador, sobre el que monta una trama inventada, que se aprovecha de la parte real para dotarla de realismo*.

En esta primera novela, Falcó, espía, del servicio secreto del ejército sublevado, o nacional, debe infiltrarse tras las líneas republicanas para cumplir una misión que, de tener éxito, sin duda alterará el curso de la guerra, y, posiblemente, el de la Historia. Su amargo desenlace, deja claro que, al contrario que otras novelas del autor, no busca distraer al lector, o hacerle recordar tiempos pasados, sino provocar y obligar a reflexionar sobre lo que lee. ¿Lo conseguirá?

Por cierto, que ya está a la venta, la segunda novela de la serie, Eva, que os comentaré una vez la termine.

*= El propio APR lo reconoce en El club Dumas, por boca de uno de sus personajes, y lo vuelve a reproducir aquí.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.